Lubin Kismet- Winter Rose

Ahora que hemos pasado el solsticio de invierno, los días son cada vez más largos, lo que significa que la primavera llegará pronto. Ya estoy recibiendo el primer goteo de los próximos perfumes de rosas para esta primavera. Si el pasado es un indicio de que pronto seré enterrado bajo una avalancha de rosas frescas y brillantes. No estoy preparado para eso. Necesito una rosa que no tenga miedo de pavonear sus cosas sin encontrar un poco de fresco. El nuevo Lubin Kismet está proporcionando ese baluarte contra lo fresco.

Desde entonces Gilles Thevenin trajo Lubin De regreso a la vida en 2005 ha estado trazando un rumbo constante. Remontándonos a la herencia de la marca y reformulándolos para el día actual, así como creando nuevos perfumes con un toque vintage. Kismet es una de las reconstrucciones patrimoniales.

Gilles Thevenin

Según los materiales de prensa, Kismet se compuso originalmente en 1921 y recibió el nombre de la princesa india para la que fue creado. Kismet, la persona, era un enigma mientras entretenía en París durante los locos años veinte. Cuenta la historia que quería una fragancia que fuera el único rastro que quedara de ella después de dejar un lugar. Kismet, el perfume, fue lo que se les ocurrió a los perfumistas de Lubin. Para esta versión moderna no pude determinar quién era el perfumista, pero Thomas Fontaine ha estado detrás de casi todos los anteriores y Kismet tiene una sensación similar. Entonces, hasta que descubra lo diferente, sospecho que M. Fontaine está realizando una vez más la arqueología de fragancias en Kismet.

Lo bueno de los perfumes de rosas tempranas de la perfumería moderna es que no buscaban lo fresco, sino que estaban más interesados ​​en llamar su atención y nunca dejarlo ir. Esta versión de Kismet usa un corazón de rosa y pachulí para hacer eso.

Antes de que las rosas salgan a tocar en Kismet, un acorde de bergamota, limón y petitgrain fantásticamente haciendo estallar los dedos agudiza el enfoque. Esta fue una apertura vintage tan básica que ha tenido menos uso en la actualidad. Cuando lo huelo de nuevo, como aquí, recuerdo lo vigorizante que puede ser. Muy pronto, dos versiones de rosa, centifolia y otto, forman una nota de rosa de pura sangre. Se necesita un pachulí igualmente poderoso para hacerle frente. Aquí es donde Kismet gana un poco de poder que no se ve en los nuevos lanzamientos de hoy. El pachulí proporciona un sucio contraste con la exuberante rosa, todo hecho a volumen. Cuando esta combinación se hace bien, es encantador; que está aquí. Un acorde de base de opopónax y vainilla proporciona una coda dulcemente resinosa.

Kismet tiene una longevidad de 10 a 12 horas y una estela superior a la media.

Kismet es un perfume para alguien que quiere que su perfume permanezca después de su partida. Para mí va a ser el antídoto para el diluvio de frescura que se avecina mientras me aferro a mi rosa de invierno.

Deja un comentario

El Punto del Perfume